Terminó la toma de rehenes en una oficina en París y detuvieron al atacante

Un hombre armado se había atrincherado y decía tener una bomba. Según la policía, no se trata de un ataque terrorista.

Fuerzas especiales de la policía francesa lograron liberar a los rehenes retenidos en una oficina en París, sin ningún daño para ellos, y detuvieron a su secuestrador.

El hombre había declarado a la policía estar “armado y tener una bomba”. El hombre había tomado esta tarde a tres personas de rehenes -entre ellas una mujer embarazada- en un barrio popular del norte de París. El sector fue inmediatamente rodeado por la policía.

“El individuo fue detenido y los rehenes están fuera de peligro”, escribió el ministro del Interior, Gérard Collomb en su cuenta de Twitter, a la vez que felicitó a las fuerzas de policía, especialmente a la unidad de élite BRI, por su “profesionalismo y reactividad”.