Así fue como la inclinación de Michael Jackson desafió la gravedad

Los logros musicales de Michael Jackson son leyenda: el primer artista en ganar ocho Grammy en la misma noche. El primer artista en vender más de un millón de pistas digitales en una semana.

Su impacto en el baile ha sido igual de potente. Fans de todo el mundo han tratado de imitar sus suaves deslizamientos y giros, su agarre en la entrepierna y su empuje pélvico y, por supuesto, su marcado ‘moonwalk’, con diversos grados de éxito.

Pero hay un movimiento que impactó al mundo: la inclinación que desafiaba a la gravedad con la que debutó en su video musical de 1988 para ‘Smooth Criminal’. En una escena, Jackson y unos pocos de sus bailarines se inclinan 45 grados, con las espaldas rectas, los pies en el suelo, y mantenían la postura hasta que volvían al inicio con aparente poco esfuerzo.

“Realmente no es posible físicamente hacerlo”, dijo en neurocirujano Nishant Yagnick, fan de Jackson durante mucho tiempo que practica en el Instituto de Posgrado de Educación e Investigación Médica en Chadigarh, en la India. “Él se estaba burlando de la gravedad”.

“Se puede doblar un máximo de 25 o 30 grados hacia adelante antes de caer de cara”, agregó su colega el doctor Manjul Tripathi, otro fan, “Traté de hacerlo, y me caí”.

Fascinados por Jackson y sus aparentemente inhumanas habilidades, Yagnick y Tripathi empezaron a investigar cómo la leyenda del pop fue capaz de su hazaña. Junto con otro colega, el doctor Sandeep Mohindra, publicaron sus observaciones desde el punto de vista de un neurocirujano el martes en el Journal of Neurosurgery: “¿Cómo desafió Michael Jackson nuestra comprensión de la biomecánica de la columna vertebral?”.

Cuando el cuerpo humano se inclina hacia adelante con la espalda recta, explican los médicos, los músculos del erector de la columna vertebral que corren paralelos a las vértebras “actúan como cables” y sostienen el cuerpo a medida que cambia el centro de gravedad. Pero cuando el foco de la flexión se cambia a los tobillos, esos músculos erectores no son el soporte principal. En cambio, la tensión se aplica en la pantorrilla y el tendón de Aquiles, que en realidad no están diseñados para ese papel.

“Esto permite un grado muy limitado de flexión hacia adelante desde las articulaciones del tobillo, manteniendo una postura rígida y recta, a menos que sea Michael Jackson”, explican en el estudio. “La mayoría de los bailarines entrenados con una fuerte fuerza central alcanzarán un máximo de 25 o 30 grados de flexión hacia delante mientras realizan esta acción”.

Aunque Jackson estaba en una forma maravillosa, incluso él no podía hacer la maniobra sin ayuda. Entonces él y su equipo inventaron un zapato especial que lo anclaría al piso durante la inclinación.

Patentados el 26 de octubre de 1993, los zapatos “tienen una ranura de talón especialmente diseñada que se puede acoplar de manera desmontable” con un “enganche” (como un clavo) proyectado a través de la superficie del escenario “simplemente deslizando el pie del usuario hacia adelante, con el miembro de enganche”, de acuerdo con la descripción de la Oficina de Patentes de EE.UU.

Las consecuencias inesperadas del baile de Jackson

“Idea muy ingeniosa de él”, dijo Tripathi con una sonrisa, “porque incluso con ese zapato, no soy capaz de hacer 45 grados. Se necesita un buen núcleo de fuerza, y esa fuerza estaba en Michael Jackson y su tendón de Aquiles”.

Yagnick estaba de acuerdo: “La gente normal, incluso con el zapato, probablemente no logren hacerlo. Se necesita mucha práctica para desarrollar los músculos centrales, los abdominales y los músculos centrales del tronco para obtener la fuerza para hacerlo”.

No solo la mayoría de la gente necesitaría un entrenamiento intensivo para llevar a cabo la mudanza, dijo el fisioterapeuta de Atlanta José García-Corrada, pero podrían lesionarse gravemente si caen. García está especializado en la rehabilitación médica de la columna vertebral en la Escuela de Medicina Emory.

Mucha de la audiencia que vio a Jackson y sus bailarines realizar la hazaña en video y en conciertos no tenían conocimiento del truco. Para ellos, dijo Yagnick, parecía magia. Y muchos intentaron imitarlo.

Tripathi cree que el legado de Jackson ha “empujado a generaciones enteras de bailarines a ir más allá de sus límites”, lo que él dice está poniendo nuevos tipos de estrés en la columna vertebral. “Así que en la India los neurocirujanos están perplejos debido a todos estos nuevos tipos de lesiones neurosqueletales que estamos viendo”.

Los estudios sobre las nuevas formas de baile inspiradas por Jackson respaldan las observaciones de los médicos.

LEE: La hija de Michael Jackson está ofendida por la caracterización de su padre en una serie británica

Se trata de un problema significativo en la India también, dijo Yagnick, particularmente entre los jóvenes que ven el baile como un camino hacia una profesión.

“Estamos viendo muchos movimientos de baile complejos que simplemente copian pero que realmente no aprenden de un profesional”, dijo Yagnick. “Son jóvenes, tienen 18 años o menos y quieren salir adelante, y se están presionando a sí mismos. No saben con qué están lidiando. Debe haber educación sobre la forma correcta e incorrecta de hacer las cosas”.