Hoy empiezan los retiros voluntarios en el Estado: a quiénes apuntan y qué ofrecen

Desde hoy y durante tres meses, los trabajadores del Estado podrán pedir retiros voluntarios, es decir, cesar el vínculo laboral y mantener un pago mensual durante un tiempo. Así, el Gobierno busca reducir el gasto público en salarios. Mirá qué ofrecen de acuerdo a la edad, los aportes y la antigüedad.

El sistema funcionará, en principio, hasta el 31 de julio de este año. Desde hoy hay una oficina a disposición para que cada empleado interesado pueda realizar consultas sobre las propuestas. Esperan eliminar unos 5.000 cargos de la planta.

El artículo que habilita el plan sostiene que son “planes de retiro voluntario para el personal que reviste en los organismos incluidos en el artículo 8 de la ley 24.156, en cualquiera de sus modalidades y el personal que acceda al beneficio no podrá ser reemplazado”. Alcanza a los empleados con 65 años o más, que tengan o no los años de servicio requeridos para tramitar la jubilación ordinaria y a los que tienen hasta 60 años, y dos ó más años de antigüedad como empleado público.

El sistema contempla tres variantes: quienes tienen más de 65 años, sin años de servicio para jubilarse tendrá 24 cuotas mensuales, iguales y consecutivas de sueldo neto. Si tienen entre 60 y 65, serán 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas de sueldo neto. Cumplidos los 65, percibirán las cuotas por 12 meses más, siempre que no se supere el máximo de 36 cuotas. Los de hasta 60 años y dos o más años de antigüedad recibirá una suma de entre 2 a 6 cuotas al momento de la baja (sueldo neto), y de 6 a 24 cuotas al 70% del sueldo neto, dependiendo de los años de antigüedad. Los pagos dejarán de abonarse luego de seis meses de iniciado el trámite jubilatorio o al momento de su otorgamiento, lo que ocurra primero.

El pago hasta en 24 cuotas sólo tendrá en cuenta el sueldo básico, por lo que quedan excluidos para el cálculo las horas extras, el premio estímulo u otros premios y la compensación por movilidad, que en muchos sueldos del Estado significa un gran porcentaje. Tampoco se tendrá en cuenta para hacer la liquidación final (que se pagará en cuotas) el reintegro por gastos de guardería y comida, y todo otro concepto que no revista la condición de mensual, normal, habitual y permanente.

Quienes adhieran al retiro seguirán teniendo cobertura médica social durante el tiempo en el que cobren las cuotas o hasta la obtención del beneficio previsional. También habrá capacitación para favorecer la reinserción laboral de los que la necesiten.