• DUVRKP4WsAEYyS_-1.jpg
    Goerling y Cartés

Añá Cuá: el proyecto para ampliar Yacyretá en un 10% de su potencia instalada

Este lunes la Entidad Binacional Yacyretá recibirá las ofertas para la ampliación de la represa en la margen izquierda del brazo Aña Cuá. Serán 15 empresas de todo el mundo que se presentarán a la licitación.

No es un proyecto menor ni menos ambicioso lo que pretende la Binacional. Se sustenta en la necesidad de generar más energía de la represa instalada sobre el río Paraná en Argentina, en Corrientes.

Este proyecto tiene un costo de obra de USD 600 millones.

El director Ejecutivo, Martín Goerling, ya había anticipado a Treinta & Tres que prevén que la obra se termine en cuatro años.

Así las cosas, la EBY con la ampliación de la represa en la margen izquierda del brazo Aña Cuá, buscará emplazar tres nuevas turbinas, generadoras de energía.

Se entrelazan expectativas positivas porque la producción de energía crecerá un 10% más de la energía que hoy genera una de las represas más grandes del mundo.

Para graficar su importancia y comparativo, Yacyretá generar el 15% del total del sistema interconectado y opera con una potencia instalada de 3.100 Mw y que pueden generar un promedio anual de 19.000 gigawatts/hora, esto la transforma en la central más importante de Argentina.

Goerling, indicó a Treinta & Tres que son 15 empresas de todo el mundo que tienen interés de invertir en la Argentina.

“Estas empresas han comprado los pliegos respectivos, mientras que dos grupos adquirieron la documentación con miras a adjudicarse la provisión y montaje de los equipos electromecánicos”, precisó al programa #Encendidos recientemente, que se emite en Posadas, Oberá, Iguazú y Apóstoles.

 

Con la nueva central proyectada, ese caudal será aprovechado para la generación de energía y para modular el régimen de caudales de Aña Cuá siguiendo la variabilidad propia del río –según estudios hidroecológicos realizados–, que podría oscilar desde 600 m³ por segundo en el período invernal de bajos caudales hasta los 1.800 m³ por segundo en la temporada estival.

La obra en sí misma tiene proyectada la parte civil e hidráulica de la nueva central Añá Cuá y de las instalaciones para peces, el montaje de las partes empotradas del suministro electromecánico, facilidades de acceso y ejecución de las guías provisorias, establecido en los pliegos.

Si bien mañana se reciben las ofertas, la pertinente apertura de sobres de la licitación pública internacional será el próximo 2 de mayo.

Para esa fecha, está establecido mirar las propuestas de diseño, fabricación y montaje de las 3 turbinas, como asimismo los ensayos y puesta en servicio del equipamiento electromecánico de generación para la ampliación de la central hidroeléctrica.