Facebook admite que Cambridge Analytica podría tener datos de 87 millones de personas

La red social más famosa del mundo admitió este miércoles que Cambridge Analytica, una firma de datos vinculada la campaña del presidente de EE.UU. Donald Trump, podría tener información de aproximadamente 87 millones de usuarios sin su conocimiento.

Informes anteriores estimaron que el número de personas cuya información habría sido compartida con Cambridge Analytica ascendía a los 50 millones. Pero Facebook anunció su propio cálculo a través de una publicación en su blog este miércoles.

Ahora, la cifra de los 87 millones representa la cantidad máxima de usuarios que podrían haber sido afectados, según las estimaciones de la red social. El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, detalló en una llamada telefónica con periodistas que llegó a esa suma tras revisar la el número máximo de amigos que los usuarios tenían en ese entonces.

“Estoy bastante seguro, dado nuestro análisis, que no son más de 87 [millones]. Fácilmente podrían ser menos. Pero queríamos sacar el [número] máximo que sentimos podría llegar a ser tan pronto como tuviéramos ese análisis hecho”, explicó.

Facebook ha señalado que los datos fueron recopilados inicialmente por un profesor para propósitos académicos, lo que estaba en línea con sus normas. Sin embargo, después la información fue transferida a terceros, incluyendo a Cambridge Analytica, infringiendo así las políticas de Facebook.

Por su parte, Cambridge Analytica rebatió la cifra anunciada por Facebook. “Cambridge Analytica certificó la información de no más de 30 millones de personas de GSR [Global Science Research], como se establece claramente en nuestro contrato con la empresa de investigación. Nosotros no recibimos más datos que esos”, sostuvo la compañía en un comunicado.

A partir de la próxima semana, Facebook informará a los usuarios si sus datos fueron compartidos con Cambridge Analytica.

La red social también indicó este miércoles que actores maliciosos habrían podido “escarbar” la información pública en los perfiles de “la mayoría de personas en Facebook”. Dichos individuos utilizaron las herramientas de recuperación de cuenta, así como las de búsqueda que permiten a los usuarios encontrar a otras personas en la red social por los números de teléfono y direcciones de correo electrónico. Después, tomaron los datos de los perfiles.

“Dada la magnitud y sofisticación de la actividad que hemos visto, creemos que a la mayoría de las personas en Facebook les habrían espiado su información pública de perfil de esta manera”, explicó el director de tecnología de la empresa, Mike Schropfer, en la publicación de este miércoles.

Facebook desactivará la función de búsqueda y cambiará la manera en que se puede recuperar una cuenta. La publicación describe, además, una serie de medidas enérgicas que está tomando la compañía para evitar el acceso de terceros a los datos.

De hecho, intenta limitar qué tipo de información podrán recopilar las aplicaciones de terceros. Por lo que no permitirá que las ‘apps’ accedan a datos personales de los usuarios como religión, posiciones políticas, educación, historial laboral, actividad física y qué libros, películas o música han consumido las personas.