Triaca y Comercio firmaron una paritaria del 15% con “cláusula gatillo” reversionada

El sector privado con más cantidad de empleados negoció un incremento salarial en línea con el pedido del Gobierno y con revisión por inflación.

Las cámaras empresarias y el sindicato de empleados de Comercio firmaron hoy una paritaria que comprende un aumento salarial del 15% a pagar en dos cuotas y una “cláusula de revisión” para reabrir la discusión en enero de 2019, una vez conocida la inflación del año.

Así lo informaron la Federación Agentina de Empleados de Comercio y Afines (Faecys), el poderoso gremio que conduce Armando Cavalieri, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

El convenio se cerró bajo el paraguas oficial y no faltó la foto conjunta del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, con Cavalieri y los presidentes de CAC y CAME, Jorge Di Fiori y Fabián Tarrío.

Los empleados de comercio (1,2 millón, aproximadamente) recibirán un aumento del 15 por ciento en dos cuotas: 10% a partir de abril y el 5% restante en agosto.

Las partes volverán a discutir en enero gracias a una “cláusula de revisión”, el eufemismo que sucedió a la “cláusula gatillo” que fue estrella en las negociaciones paritarias de 2017.

La “cláusula de revisión” no es automática, sino que supone volver a discutir salarios para empardar el avance de la inflación de 2018. Si los precios suben más del 15 por ciento de la meta oficial, las partes volverán a sentarse para definir la actualización. La “cláusula gatillo” de Comercio del año pasado fue similar: no hubo ajuste automático, sino que llegó luego de la discusión entre empresas y gremio.
El Gobierno quiere desterrar el ajuste automático de las paritarias porque entiende que acelera la inflación. Por eso apunta a cerrar convenios con esta nueva “cláusula de revisión”, que compromete a las partes a discutir una actualización. Es lo que ofreció, por ejemplo, la provincia de Buenos Aires a los docentes.

El Ministerio de Trabajo había conseguido hace semanas que Obras Sanitarias, el sindicato de José Lingeri, firmara una paritaria similar. También la Construcción avanza en un acuerdo de este tipo. Son los gremios que el Gobierno considera “dialoguistas”.