El Servicio Penitenciario Provincial contará con un jardín maternal

En la jornada de ayer, se realizó una inspección ocular sobre el avance de las obras, oportunidad en que estuvieron presentes la Directora General del S.P.P. Alcaide General Nilda E. Correa, el Inspector General Alcaide José Luis Snaider, la Subdirectora a cargo de la Dirección de la U.P. V “Instituto Correccional de Mujeres” Alcaide Mayor Graciela A. Mercado, la Directora del Jardín Maternal “Manitos Celeste” Alcaide Principal María de las Mercedes Rivas;  en tanto que por el Ministerio de Desarrollo Social, la Mujer y la Juventud, lo hicieron la Directora Provincial de la Mujer Lic. Romilda Dammer y la Jefa del área Silvia Danileyko, además del personal penitenciario e invitados especiales.

La sede del Jardín Maternal se encuentra ubicado en el barrio Miguel Lanús de Posadas, en el perímetro continuo al Instituto Correccional de Mujeres. La financiación de la obra es a través del IPRODHA, en un 80 por ciento; mientras que el 20 por ciento restante se realiza gracias al aporte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a través del Programa “Primera Infancia”.

Dicho proyecto se encuentra bajo la órbita del área Servicio Social para el Personal Penitenciario que cuenta con un calificado equipo interdisciplinario de profesionales (maestras jardineras, psicopedagogos, auxiliares, enfermeros, cheff, profesores de Educación Física, Profesores de Inglés, un Contador Público Nacional que está al frente de la administración, etc.) quienes responden a la flamante Directora Alc. Principal María de las Mercedes Rivas, quien anticipó:  “ nuestro jardín maternal, una vez que comience a funcionar, contará con tres salitas. La inscripción está reservada para hijos/as del personal penitenciario que estén comprendidos entre los 45 días y 3 años de edad y también para los hijos/as de las internas alojadas en el Correccional de Mujeres de 45 días a 2 años de edad”.

Antes de la despedida, la Directora General de la fuerza de seguridad Alc. Gral. Nilda E. Correa señaló a la prensa que este Jardín Maternal era un viejo anhelo de la institución y surgió ante la demanda del personal penitenciario de contar con una guardería o Jardín en donde los niños puedan permanecer mientras su madre cumple su jornada laboral y donde los niños/as de las internas alojadas reciban -al igual que los demás- la estimulación y educación necesaria de acuerdo a su etapa evolutiva.