Reunión del Gobierno con docentes: CTERA impugnará el encuentro

La jefa del gremio acusó al oficialismo de hacer “una maniobra de marketing” y criticó la reunión con los funcionarios.

El sindicato CTERA no participa de la convocatoria que hizo el Ministerio de Educación para discutir temas no salariales y además impugnará la reunión. “Vamos a presentar la impugnación de esta reunión, que viola la paritaria nacional docente. Están pretendiendo violar una ley con un decreto”, se quejó la jefa del gremio, Sonia Alesso, en relación al decreto del presidente Mauricio Macri que puso fin a la paritaria nacional docente y que le quitó poder de negociación a este gremio.

El Gobierno, a través del ministerio de Educación liderado por Alejandro Finocchiaro, convocó a los gremios con representación nacional para sentarse a la mesa de una discusión del convenio marco, para temas no referidos a los salarios. Fue luego de que el mes pasado Macri modificara por decreto la Ley de Financiamiento Educativo y formalizara el piso del 20% por encima del salario mínimo para que, a partir de ese valor, rijan las negociaciones entre las provincias y los gremios de cada distrito.

“Es una maniobra de marketing político totalmente distractiva”, dijo la sindicalista, que se quejó de que el Gobierno “no quiere paritaria nacional”. “Así, niega la representación salarial y viola tres convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, afirmó. “Evaluamos otras acciones, como la ampliación de la denuncia ante la OIT (ya habían hecho una presentación en contra del decreto) y acciones judiciales”, adelantó Alesso.

El líder de Unión Docentes Argentinos (UDA) Sergio Romero también le hizo fuertes críticas al Gobierno, al calificar como “un error político” el fin de la paritaria nacional del sector y advertir que esta medida puede “poner en duda el inicio de clases”. “No queremos fijar por decreto el salario inicial: es un error, no tiene sustento técnico ni legal”, criticó.

En relación a la actualización del piso a partir del 20% por encima del salario mínimo, como lo fijo el Gobierno, consideró que los docentes no pueden “estar sujetos a una discusión” de la que no participan. “El año pasado no hubo acuerdo entre la CGT y la representación del Gobierno, y el salario mínimo vital y móvil se fijó de manera unilateral. Así, los salarios no se van a poder recomponer”, cuestionó.