Murió el hombre más viejo del mundo a los 113 años

Se trata del español Francisco Núñez Olivera.

En su querido pueblo de Bienvenida, a Francisco Núñez Olivera lo llamaban “el abuelo del mundo”, o “Marchena”, por el parecido que tenía en su juventud con el cantaor andaluz. Este español que cumplió 113 años el 13 de diciembre pasado y era considerado el hombre más longevo del planeta murió anoche antes de realizar su último sueño: ingresar en el libro Guinness de los récords como sucesor del israelí Yisrael Kristal, fallecido en agosto de 2017.

El español que atribuía su longevidad a una vida sana y tranquila no contaba aún con esa inscripción ni con la del Grupo de Investigación en Gerontología (GRG), el organismo que acredita la edad de centenarios del mundo, por no contar con la documentación que requieren esos organismos.

“Llegó el día que no queríamos que llegase: ha muerto ‘Marchena’ a los 113 años de edad. Ha muerto en Bienvenida, nuestro pueblo, el que lo vio nacer y al que él dio a conocer al mundo”, señaló el Ayuntamiento local en una nota difundida también en su Facebook.

El anciano murió en su casa”con el cariño de su familia y con la admiración de todos sus paisanos”. La misa se celebrará hoy, indicó el consistorio, que estudiará además declarar un día de luto en recuerdo a su vecino más internacional.

Agricultor de profesión, Núñez Olivera nació y murió en Bienvenida, una localidad de la región de Extremadura con 2.300 habitantes, que tiene a una treintena de vecinos con más de noventa años.

El anciano no tenía dolores ni enfermedades, aseguró su hija Antonia, de 82 años, y hasta los 107 años se paseaba sólo por el pueblo y jugaba a las cartas con amigos en el bar.

Además de una buena genética -aún tiene dos hermanos vivos, uno de 97 años y una hermana de 93- tenía una dieta rica en verduras y legumbres que él mismo cultivaba en el campo y algo de embutidos caseros. “Nunca le faltaba el chato (vaso) de vino. Eso también”, declaró su hija cuando cumplió 113 años.

El hombre era también el veterano de guerra con mayor edad de la historia de España, ya que combatió en la Guerra del Rif, que tuvo lugar en los años 20 del pasado siglo en territorio marroquí.

La muerte de Núñez Olivera llega poco más de un mes después de que Ana Vela, otra española considerada el ser humano más longevo de Europa, falleciera a mediados de diciembre en Barcelona a los 116 años.

La mujer nacida el 29 de octubre de 1901 en Andalucía, sur de España, figuraba como la persona más anciana de Europa y la tercera del mundo en el ránking que elabora el Grupo de Investigación en Gerontología (GRG).