Megaoperativo en La Salada: allanan 500 puestos por mercadería trucha

El procedimiento se realiza en los tres predios de la feria y participan más de 2 mil policías.

Vuelven los allanamientos a La Salada, esta vez con un megaoperativo en 500 puestos por mercadería trucha, por el delito de violación a la ley de marcas. Del operativo participan más de 2 mil policías y se realiza en los tres predios de la feria, Ocean, Punta Mogote y Urkupiña, que siguen funcionando normalmente y no se vieron alteradas por el procedimiento. Hay además inspectores de la AFIP, de la Justicia y de Migraciones, que inspeccionan los puestos y labraron las infracciones correspondientes.

La intervención fue ordenada por el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, a partir de una investigación de casi dos años y de la unificación de 50 denuncias. Se trata del mismo magistrado que mantiene detenidos a dos de los administradores de la feria, Jorge Castillo y Enrique Antequera, por asociación ilícita y evasión impositiva.

En el megaoperativo participan más de 2 mil policías de la Bonaerense, 100 de la Federal y 50 de la Ciudad, en un procedimiento en búsqueda de mercadería trucha que se vende ilegalmente. Las 50 denuncias que dieron origen a la investigación fueron realizadas por organismo públicos, privados y por particulares.

La Salada es uno de los epicentros de la venta de mercadería ilegal y el año pasado generó varios millones de pesos. Punta Mogote facturó el año pasado unos $ 100 millones, mientras que Urkupiña, informó ventas por $ 90 millones pero Ocean no entregó información al fisco, como consignó TN.com.ar.

La causa anterior, que terminó con las detenciones de Castillo y Antequera, es conocida como la “Mafia de La Salada” y empezó en abril de 2015, cuando tras un desalojo en el predio se determinó que un grupo tenía el control de miles de puestos callejeros que funcionaban afuera de las tres ferias habilitadas.

La investigación determinó que se explotaban de manera ilegal los puestos, cobraban un cánon a los feriantes para poder permanecer en el lugar y otros montos por seguridad, limpieza, estacionamiento, además de un bono contribución.