• cristina-kirchner-julio-de-vido.jpg

Julio De Vido apuntó contra Cristina Kirchner por el desafuero: “Yo no me quemaré las manos”

“Si quieren saber donde estoy, estoy donde estuve siempre, al lado de Néstor Carlos Kirchner. Aquí estoy y estaré hasta el fin de mis días. Seguro que no me quemaré las manos”. Las frases pertenecen al final de la nueva carta que escribió el detenido exministro K de Planificación Julio De Vido, titulada “La mano en el fuego”, en la que volvió a apuntar por su desafuero contra Cristina Kirchner, nuevamente sin nombrarla. También cargó contra el Gobierno y el bloque K en la Cámara baja.

De Vido usó una de las frases clásicas de los discursos de la expresidenta para cuestionarla: “Como todo tiene que ver con todo, días anteriores a mi arbitrario e ilegal pedido de detención ocurrió
algo que sin duda alguna tuvo una particular influencia en los medios y no dudo que también el Congreso, fue cuando alguien dijo al ser consultada de mi gestión que no ponía las manos en el fuego por nadie salvo por su entorno familiar íntimo; todo muy simultáneo; todo muy coincidente. Demasiado explícito”.

El nuevo mensaje del exfuncionario K cobra una especial relevancia por una de las frases más fuertes que la expresidenta dijo durante la campaña por las elecciones legislativas, cuando afirmó: “No pongo las manos en el fuego ni por De Vido ni por nadie. Solo por mis hijos y por mÍ, pero por nadie más”, unas dos semanas antes de que Diputados desaforara a De Vido, previo a su arresto por dos causas de corrupción.

De Vido cuestionó la actitud de la expresidenta y consideró que “nada se quema, solo desilusiona y a veces mucho”. “En realidad yo no conozco a nadie, y usted lector seguramente tampoco, que ponga las manos en el fuego y no se queme, créame que Antonio Torquemada (el máximo impulsor de la Inquisición) tampoco”, indicó.

El exfuncionario K volvió a embestir contra el Gobierno nacional pero también contra el bloque de diputados nacionales kirchneristas, que no lo respaldaron en el recinto. “Unos cacarean en un lado y ponen los huevos en otro, o sea, algunos lo hacemos por convicción, actitud y militancia y otros, cobarde o hipócritamente, o ambas dos, por conveniencia”, acusó De Vido en el documento.

“En Argentina el estado de derecho está roto o simplemente no existe y los hipócritas de uno y otro lado miran para el costado. Estoy detenido sin juicio previo en dos causas por delitos que no están probados y de los que nunca pude haber sido el actor por falta de acción, es decir, que con las misiones y funciones que me atribuía la ley, aunque se hubieran cometido yo nunca los hubiera podido cometer”, afirmó De Vido.

El exfuncionario K quedó detenido la semana pasada después de que lo desaforara la Cámara baja. Tenía orden de prisión por dos causas: una por irregularidades en las obras del yacimiento Río Turbio y otra por sobreprecios en la importación de gas natural licuado. Actualmente permanece en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, a la espera de que terminen de practicarle nuevos estudios médicos -es insulinodependiente- y de que definan el traslado hacia un penal.