• Aerolineas-Argentinas-1920.jpg

Amenaza de paro en Aerolíneas y Austral: quieren paralizar los vuelos durante el fin de semana

Es inaceptable una medida que tome de rehén a la gente”, advirtió el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Sindicalistas advirtieron que en los próximos días podrían provocar un “colapso aerocomercial”

La negociación salarial en Aerolíneas Argentinas y Austral está trabada. Cinco de los seis gremios aeronáuticos rechazan el ofrecimiento del Ejecutivo, lo que podría afectar los vuelos en el Aeroparque Metropolitano y Ezeiza durante el fin de semana largo.

En las últimas horas la intransigencia sindical llegó a un punto extremo. En un comunicado difundido por APA, APTA, UPSA, UALA y APLA, amenazaron con un “colapso aerocomercial”. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, salió a criticar la metodología de protesta y acusó a los gremios de “tomar de rehén a la gente”.

“Realmente es inaceptable que por discusiones salariales, en un proceso de diálogo, la medida sea siempre tomar de rehén a la gente. Esperemos que no haya paro”, dijo el funcionario en declaraciones a radio La Red, mientras en las principales terminales aéreas un “quite de colaboración” provocaba demoras de entre 10 y 15 minutos en las partidas de los vuelos de cabotaje.

Dietrich reiteró que detrás de los reclamos hay una intencionalidad política “ya que muchos de los sindicatos son muy activos”. “Dicen defender a los trabajadores pero terminan afectándolos”.

Respecto al aumento salarial ofrecido, el ministro recordó que los gremios aeronáuticos vienen de un aumento del orden de más de 40% y que la nueva oferta “es acorde con la inflación que va a tener la Argentina” y como en el resto de los rubros, “planteando una cláusula gatillo”.

“Espero que haya raciocinio por parte de los dirigentes gremiales; estamos en una Argentina del diálogo, donde no siempre vamos a estar de acuerdo, pero entendemos que el paro es una actitud violenta para con la gente”, enfatizó.

Inicialmente, la propuesta oficial fue del 16% pero los directivos ofrecieron bonos para completar la suba en 20 por ciento, pero los gremios reclaman que sea entre el 23 y el 25 por ciento.

Finalmente, Dietrich recordó el “increíble” momento que está atravesando la aerolínea de bandera. “El servicio es excelente y estamos a 200 pasajeros de un nuevo récord histórico, con más de 41 mil pasajeros en un día”.

Desde que Cambiemos asumió la presidencia, Aerolíneas Argentinas aumentó las rutas y la frecuencia de sus vuelos. “En septiembre Aerolíneas creció un 23% en cabotaje respecto a 2016. Tenemos más rutas, más destinos y menos subsidios”, concluyó Dietrich.

A la espera de una nueva audiencia, los dirigentes del sector evitaron blanquear la posibilidad de un conflicto, pero en reserva daban por sentado que algún inconveniente habría mañana, en el comienzo del fin de semana largo, en caso de no llegar a un acuerdo.