• Balnearios1.jpg
  • balnearios3.jpg

En enero el turismo dejó 40 millones de pesos en Posadas

La temporada de verano 2017 está generando cifras positivas que permiten revalorizar el destino Posadas como ciudad de playa y río. Tal es así que enero cerró con 16 mil arribos y una ocupación hotelera superior al 50 por ciento, lo que significa un ingreso de 40 millones de pesos a la capital misionera.

El director de la Agencia Posadas Turismo, Ariel Kremar, explicó que “los turistas se quedaron un promedio de 3 días y se registró un gasto diario de 940 pesos”.

En este sentido, resaltó que “el posicionamiento de Posadas como un destino de verano y a la vez un centro de distribución para atractivos cercanos, se basa en un trabajo sostenido de comunicación en ferias de turismo y redes sociales”.

El reacondicionamiento de las playas, las intensas tareas de promoción y la oferta de servicios de la capital consolidan este crecimiento.
Los resultados demuestran también la plena articulación de acciones y gestiones entre el sector público y privado; factor clave para apostar a la actividad y al fortalecimiento del sector.

Posadas no solo propone disfrutar del río Paraná y las actividades sobre su costa, sino también de los platos típicos de la región y las variadas propuestas diurnas y nocturnas para participar entre amigos y en familia.
Al mismo tiempo, su ubicación geográfica brinda un valor agregado al destino.

Se convierte así en un centro distribuidor de turistas hacia otros atractivos de Misiones, como las Misiones Jesuíticas de San Ignacio, los Saltos del Moconá, el Parque Temático de la Cruz de Santa Ana, las Cataratas del Iguazú -que son una de las siete maravillas naturales del mundo-; Esteros del Iberá y hacia ciudades de Brasil y Paraguay que conforman y complementan una oferta turística regional.

“Esto significa que somos un lugar adecuado para el alojamiento, la gastronomía y paseos. Durante el verano vamos a seguir aprovechando todo este potencial para sumar visitantes y fortalecer la propuesta de playas y el turismo de eventos”, subrayó Kremar.