Menu

RADIO 33 | 97.3 POSADAS | 99.5 OBERÁ | 102.3 IGUAZÚ

Category archive

deportes

Del Potro, un favorito para el Abierto de Australia que se presenta sin el envión de un título

Como en tantas cosas de la vida, el vaso suele verse medio lleno o medio vacío. El tenis, un deporte individual que no admite grises -se gana o se pierde, se sobrevive o se susumbe-, suele descubrir, con vehemencia, este tipo de historias. Juan Martín del Potro algo de eso debe estar pensando: quedarse con todo lo conseguido en el último tramo de la temporada pasada, con la final alcanzada en Auckland, el inminente regreso al top ten y la vuelta al Melbourne Park o resignarse al desliz de un partido decisivo, que habría significado empezar 2017 con un trofeo bajo el brazo. “Cometí varios errores; en las finales no puedo fallar así”, reflexiona el tandilense, un crack con lenguaje corporal ambiguo. Cuando amenaza llevarse el mundo por delante -tiene todos los argumentos para esa aventura-, queda preso de ciertos desajustes emocionales.

Es uno de los candidatos a consagrarse en el Melbourne Park, por todo lo que ofrece su repertorio: pocos tienen, en una buena jornada, su derecha inapelable. Vuelve a ser top ten luego de tres años y medio (1253 días, según la frialdad del calendario). Se asoma en Australia luego de tres temporadas. Deja atrás Nueva Zelanda, en donde logró su 30­ª final (20 triunfos y 10 derrotas), dispuesto más que nunca a superar a José Luis Clerc, que alcanzó 35 finales, en el segundo puesto, detrás de Guillermo Vilas, el más grande, con 104.

“Es un buen comienzo”, confía, aunque el semblante desmiente la afirmación. Delpo lo sabe bien: su calidad, luego de años de desvaríos físicos en sus muñecas, está intacta. Por eso, tal vez, días atrás contó que los fanáticos lo adoran porque superó varios obstáculos en su carrera. Es cierto: con la lógica excepción de Roger Federer y algún otro fuera de serie, Delpo se siente local en casi todos los escenarios. Seduce con su juego y carisma. “No esperaba tener esta carrera tras mis problemas de muñeca. Todo es sorprendente para mí y estoy disfrutando mucho cuando entro a la cancha y le muestro mi tenis a los fans. Creo que saben de mi esfuerzo para volver y jugar al tenis. Es lindo de su parte”, admitió, días atrás. Ahora, otra vez cerca de la cúspide y en plenitud, amenaza con acelerar a toda velocidad, aunque a veces pisa el freno, acaso, de modo inconsciente, por aquellas noches de sombras.

“No sé qué me pasó. Jugué todo el torneo de noche y, esta vez, de día y con el calor, se me hizo duro. Improvisé mi juego, no pude jugar muy bien”, contó el tandilense, que sabe que ahora tiene un plan. Que está asesorado, que no juega al libre albedrío. Improvisar, para Juan Martín, es trastabillar sobre una estantería.

Algo de eso le ocurrió en la final de ATP 250 de Auckland, disputada anteanoche, ante el español Roberto Bautista Agut, que se impuso por 6-1, 4-6 y 7-5. Del Potro, que comenzó el certamen en el 12º sitio en el escalafón mundial, fue una sombra durante el primer parcial. En un Grand Slam, a cinco sets, un desliz puede servir para tomar impulso. En una final de un torneo convencional, representa algo más que una señal de alarma. Delpo se recuperó más tarde y, en el definitivo set, el desarrollo se niveló más. La definición del partido se produjo cuando el español logró conseguir una de las dos chances de quiebre que se le presentaron. Además, Delpo se mostró impreciso, fatigado y con un excesivo manejo del slice, un estilo que había superado en los últimos meses.

Bautista Agut consiguió el séptimo título de su carrera y venció por segunda vez a Del Potro, que suma tres triunfos ante el español, un rival que suele complicarlo.

El debut de Juan Martín en Australia será pasado mañana. Su rival será el estadounidense Frances Tiafoe, de 19 años, una de las esperanzas del tenis local. Sus padres nacieron en Sierra Leona, es alto (mide 1,90 metro) y veloz, su progreso es paulatino. Y entre sus favoritos, admira a Del Potro.

De los 20 títulos conseguidos en su exitosa y traumática carrera, en las últimas dos temporadas apenas conquistó dos coronas: ambas, en el ATP de Estocolmo. En 2009 ya había alzado el trofeo en Auckland, cuando se impuso sobre el norteamericano Sam Querry. En esa temporada, consiguió lo máximo: el US Open. Lo que siguió, fue un cuento repleto de vueltas de tuerca, felices y de las otras.

1 2 3 86
Ir arriba subir